Sisífo°°

Published by Protheus under , , on 14:34
Ayer soñé... no no era un sueño, erás tu diciendome al oído lo tanto que me quieres. Una explosion personal me llevó a encerrarme en el baño y querer arruinar mi corta vida con un simple corte de cuajo en el pasado. De pronto... ¡Naxo! ¿Donde estay amigo?... (golpié la puerta con mi nudillo anular) -Dije: ¡Aquí amigo!-

Me creo en pocas palabras un Eros en tamaño familiar, y mis ganas de ver la gente reir me encanta pero me he dado cuenta de que el fénix estaba triste y que sus lagrimas no podrían sanar sus hematomas profundos. El dragón una vez más me despertó, me hizo conocer el verdadero amor- no como el amor que el señor con alas me había profesado -. Me despertaste con las pañlbras Eres mi mejor amigo. Ni siquiera perteneces a una de las 4 descendencias divinas y sin embargo podría tratarte como un simle Dragón pero no es así, eres mas poderoso incluso que los Reyes, porque tu aliento de Afrodita calma el corazón acelerado y dolido del ave Milenaria.

Ahuyentas los gritos desesperados del titiritero alado, porque ya no me tiene colgando de sus hilos y sin embargo no te hize caso. Ahora entiendo lo que me dijiste ese día cuando me profesaste tus Celos hacía el titiritero. No eran celos. Ahora me rio... Solo me cuidas del angel basico y que ni siquiera le alcanza las monedas para la puerta del Cielo. Mi 2 fénix también advirtió pero no le hice caso ahora le hago caso a ustedes tres... Porque yo si se amar.

"A orrillas del mar un muchacho adoraba una estrella, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dedicaba todos sus pensamientos. Pero sabía, o creía saber, que un hombre no puede abrazar a una estrella. Pensaba que su destino era amar sin esperanzas a su estrella, y sobre esta idea construyó toda una vida de renuncia y de sufrimiento silencioso y fiel que habría de purificarse y ennoblerse. Todos sus sueños se concentraban en la estrella. Una noche en que estaba nuevamente junto al mar, sonre un acantilado, contemplando la estrella y ardiendo de amor por ella, avanzó unos pasos en el momento de mayor anhelo, y se lanzó al vacío, a su encuentro. Pero en el instante de lanzarse pensó aún que era imposible y cayó, destrozandose en las rocas. No había sabido amar. Si en el momento de tirarse al vacío hubiera tenido la fuerza de creer firmemente en la realización de su deseo, hubiera volado hacia arriba a reunirse con su Estrella"

By: Hesse

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.